Archive | febrero 2014

Libros por leer

Sigo con la lista de libros por leer, comenzada en una entrada anterior .

IDA ELISABETH ( Sigrid Undset)

20140218-173643.jpg

“La trabajadora e incansable Ida Elisabeth ha de afrontar la vida que ha elegido, a causa de un error del pasado y que le ha llevado a casarse con Frithjof, su novio de juventud: encantador, alegre, fanfarrón… pero incapaz de sacar adelante una familia; un personaje inmaduro al que le superan las responsabilidades. Una historia de personajes recios, de una grandiosa humanidad, marcados por pasiones con mayúsculas. Ambientada en la Noruega de los años 30, ilustra de un modo conmovedor cómo las malas decisiones pueden afectar el curso de una vida y cómo el sufrimiento padecido a causa de nuestros errores puede ser precisamente entendido desde el amor.( Reseña de la editorial)

DISPARA, YO YA ESTOY MUERTO ( JULIA NAVARRO)

20140218-174022.jpg

“La periodista madrileña, conocida analista política, dio en su cuarta novela un giro a su carrera de escritora superventas, giro que confirma ahora. Desde Dime quien soy deja de confiarlo todo a la intriga y apuesta por la novela clásica costumbrista de personaje. Un tipo de narración más seria donde explora las relaciones humanas. En esta ocasión los protagonistas son varias generaciones de árabes y judíos que se mueven entre 1880 y 1948.

No es una novela de tesis sobre el conflicto en Oriente Medio, que no obra sino como telón de fondo o marco circunstancial que subraya la incapacidad del ser humano para evadirse de las coordenadas que le han tocado. El nacimiento del panarabismo, los asentamientos de judíos en la Palestina ocupada por los británicos, la formación de las milicias judías o la creación del estado de Israel, son el engarce de una historia de amistad, convivencia y tolerancia, un relato sobre la posibilidad del entendimiento cuando se escucha y nos ponemos en el lugar del otro. Este tono positivo prevalece sobre el otro más sombrío y angustioso, fruto de la supuesta imposibilidad mencionada de salir del laberinto donde hemos caído en suerte.

La novela es poliédrica, como el conflicto en que se ambienta, tanto en situaciones y escenarios (París, Madrid, Varsovia, Moscú, Jerusalén, etc) como en personas (es significativo que requiera un elenco final de personajes e instituciones). Tiene un fuerte peso el papel social de la mujer, en un momento en que esas sociedades eran menos religiosas que ahora. Hay violencia puntual y detalles de tipo sexual, sin escabrosidades.

Navarro necesita espacio para sus narraciones, como ocurría en las largas novelas realistas del XIX de las que se confiesa deudora. La intensidad se resiente pero el placer se alarga si la historia es buena y la narración sencilla y ágil, como es el caso. Es bueno huir de encasillamientos, y más en cuestiones artísticas. Esta escritora ha evolucionado positivamente desde unos inicios algo blandengues de long sellers facilones y merece una oportunidad, sobre todo desde el cuarto libro.”
Javier Cercas Rueda

LA INTRUSA ( ERIC FAYE)

20140218-174724.jpg

“La Intrusa –cuyo título original es Nagasaki – es una novela corta, una nouvelle, que podría calificarse por analogía como novela zen: corta, intuitiva, intensa e impresionista. Se desarrolla en Japón, en Nagasaki, ciudad castigada con la bomba atómica, en la casa de Simura, un meteorólogo soltero de cincuenta años que vive sumergido en una rutina cotidiana y metódica. Cierto día empieza a observar que hay mínimos cambios en el orden de algunas cosas de la cocina y ciertas disminuciones de alimentos o bebidas en la nevera; para vigilar desde el trabajo los posibles movimientos que pueda haber en su domicilio, instala una cámara web. Y, atónito, descubre la presencia de una misteriosa mujer que lleva viviendo meses en la habitación que utiliza como trastero.

La narración plantea atrayentes cuestiones existenciales y de relación interpersonal a través de un argumento muy simple basado en la intriga para mantener la tensión literaria. Todo ello con descripciones netas, mesuradas, contenidas y elegantes. Sobriedad, intuición y emociones ante un final conmovedor y de cierta sorpresa, que lleva el ruido de fondo de una ciudad que fue arrasada por la primera bomba atómica.

El escritor y periodista francés Éric Faye (1963) trabaja en la agencia Reuters y tiene ya una amplia obra ensayística y narrativa, en la

que destacan libros sobre Ismael Kadaré y novelas galardonadas con los premios Deux Fagots, Unesco-Françoise Gallimard y por último, con esta novela, La intrusa, el de la Academia Francesa de 2010.”
Ángel García Prieto

EL CLUB DE LECTURA DEL FINAL DE TU VIDA (WILL SCHWALBE)

20140218-175839.jpg

“A finales de 2009 falleció Mary Anne Schwalbe, tras dos años de lucha contra un cáncer de páncreas. Era una mujer norteamericana menuda de fuerte personalidad que mantuvo su familia fuertemente unida a la vez que desplegó una intensa actividad a favor de personas necesitadas. Sus compromisos iban desde supervisar unas elecciones en los Balcanes a trabajar en un campo de niños refugiados en Tailandia, pasando por la recogida de fondos para construir una biblioteca en Afganistán. Vivió y afrontó la enfermedad y la muerte con serenidad y optimismo, apoyada en una fuerte fe cristiana, en el cariño de su familia y de sus muchos amigos y en una esmerada cultura alimentada por años de cuidadas lecturas.

En este libro su hijo Will cuenta todo esto con detalle, deteniéndose especialmente en los dos últimos años en los que intercambió y comentó con su madre decenas de libros, en un particular e íntimo club de lectura de dos. Cada libro da pie a comentarios inteligentes y certeros y llevan a madre e hijo a recordar escenas de una vida que saben que está acabándose. Mary Anne es la pieza clave de una familia donde se viven con naturalidad muchos valores y, entre ellos, un gran respeto a la palabra dicha y escrita. Todo un ejemplo de educar sin imponer, sugiriendo y yendo por delante, acompañando en las decisiones libres, también cuando son equivocadas. Will, muchos años vinculado al mundo editorial, y que se expresa con elegancia, precisión y buen gusto, tiene un lazo especial con su madre, acrecentado si cabe en estos años finales de intercambio intenso de libros y confidencias. Hay emotividad sin sentimentalismo.

Leen todo tipo de cosas, aunque siempre de calidad media-alta: Tolkien, Wallace Stegner, T.S. Elliot, John O’Hara, Roberto Bolaño, Stieg Larsson, Marylinne Robinson, etc. “Leer no es lo contrario de hacer, es lo contrario de morir”, comentan en una ocasión. Los libros les dan oportunidad de entrar juntos en mundos nuevos, de hablar de muchos temas, de entender la vida y la muerte y vivirlas mejor. La lectura es para ellos casi un acto de amor y buena parte de la felicidad que proporciona cada nueva historia es poder compartirla, no decepcionar al otro, poder hablar de ella.

Como ha dicho Schwalbe en una entrevista. “Una de las cosas más bonitas que tiene la literatura es que no sólo puedes conocer a alguien leyendo sobre él sino leyendo los libros que le gustaban”. Y de eso va este libro-homenaje sobre alguien no famoso pero en muchas cosas extraordinario. Un texto que resulta conmovedor en muchos pasajes desde el punto de vista humano y que es a la vez una gozosa celebración de la literatura, dos ingredientes que hacen de él una lectura muy recomendable.”
(Javier Cercas Rueda)

DIARIO DE UNA DAMA DE PROVINCIAS ( E.M.DELAFIELD)

20140218-180351.jpg

“La vida de una esposa y madre es a veces agotadora”, escribe irónicamente la protagonista de esta novela, una dama de provincias, madre de dos hijos, que vive en una casa de campo con un esposo que apenas hace caso a sus graves preocupaciones, una cocinera díscola y una refinada institutriz francesa. El libro está concebido como el diario de una sufrida ama de casa de la clase alta a inicios de la década de los treinta en Inglaterra. La autora es la prolífica escritora E. M. Delafield (1890-1943), quien consiguió un importante éxito con esta novela, muy leída en Inglaterra y publicada con anterioridad por entregas en un diario londinense.

En su diario, la protagonista anota las vicisitudes del día, intentando así meter algo de distancia con esos hechos y juzgarlos de una manera más fría y desapasionada. El tono del diario es leve y ligero, sin grandes disquisiciones y escrito con un estilo directo y deliberadamente superficial.

La autora refleja bastante bien las contradictorias reacciones de la protagonista, pues si por un lado quiere aparentar que su vida es más apasionante e interesante de lo que parece, a continuación tiene que rendirse a la evidencia de que todo lo que le pasa es bastante sencillo y normal. Por ejemplo, tras un largo periodo de convalecencia de una enfermedad, el primer día que sale de la habitación se encuentra con una inesperada factura del ayuntamiento, suceso que en el diario cuenta de esta manera: “qué poco se parece esto a la pintoresca convalecencia de las novelas, cuando la visión de unas flores de primavera del sol y de qué sé yo qué más viene a alegrar a la heroína. Nunca se mencionan impuestos municipales ni nada por el estilo”.

El diario está repleto de anécdotas cotidianas: su tensa relación con el servicio, las conversaciones con sus vecinas, sus artículos y cartas al director de la revista local, la educación de sus hijos, las fiestas, las cenas, las visitas de sus amigas, viajes a Londres para reponer el vestuario, sus escasísimas conversaciones con su marido, su siempre reducida cuenta corriente en el banco… En sus diarios, sin acritud, salen a relucir sus enemistades con sus vecinas, quizá lo que más le hace sufrir junto con los descubiertos en el banco, que la obligan a pasar algunos momentos desagradables.

Con un estilo desenfadado, la autora muestra el simple y a la vez alambicado mundo interior de la protagonista, a veces obsesionada con las apariencias y siempre muy pendiente de su encanto personal. “Siento –escribe- que la vida es absolutamente insoportable, y tomo la alocada decisión de hacerme con un sombrero nuevo”, sensación y reacción que explican muy bien el voluble carácter de esta dama de provincias.”
Adolfo Torrecilla

Os animo a leerlos vosotros también, creo que merecen la pena.

Anuncios

La lección de August

20140211-212645.jpg

Acabo de terminar de leer ” La lección de August” de la escritora R. J. Palacio que actualmente vive en Nueva York . En principio, el libro estaba escrito para adolescentes, pero entusiasma a los adultos. Es un libro tierno, pero no ñoño, que emociona a ratos y que se lee de un tirón .
August es un chico de diez años, que ha nacido con una cara deforme y un montón de deficiencias . Ha sido sometido a numerosas operaciones, y ha crecido arropado por el cariño de sus padres y su hermana. Estos consideran que es el momento de incorporarse a un colegio con otros niños de su edad y salir de la superprotección familiar.
Allí se encuentra con la crueldad de los otros chicos, ante su ” anormalidad”. Pero vamos a ver como poco a poco la situación va cambiando, y los que le rodean van aprendiendo a mirarle con los ojos del corazón .

20140211-221314.jpg.

Pero August dice de sí mismo :”“SÉ que no soy un niño de diez años normal. Bueno, hago cosas normales: tomo helado, monto en bici, juego al béisbol, tengo una Xbox… Supongo que esas cosas hacen que sea normal. Por dentro, yo me siento normal. Pero sé que los niños normales no hacen que otros niños normales se vayan corriendo y gritando de los columpios. Sé que la gente no se queda mirando a los niños normales en todas partes.
Si me encontrase una lámpara maravillosa y solo le pudiese pedir un deseo, le pediría tener una cara normal en la que no se fijase nadie. Pediría poder ir por la calle sin que la gente apartase la mirada al verme. Creo que la única razón por la que no soy normal es porque nadie me ve como alguien normal.”

Después , van a ser otros los que hablen de él: su hermana , su mejor amiga, el amigo por el que se siente traicionado, y el novio de su hermana.

SU HERMANA VIA

20140211-225511.jpg

““August se da cuenta de cómo lo ven los demás, o se le da tan bien fingir que no ve que ya ni le molesta? ¿O sí le molesta? Cuando se mira en el espejo, ¿ve al Auggie que ven mamá y papá, o ve al Auggie que ven todos los demás? ¿O verá a otro August, alguien ideal más allá de su cabeza y su cara deformes?”

““YO no veía a August tal como lo veía el resto de la gente. Sabía que no era exactamente normal, pero no entendía por qué los desconocidos se impresionan tanto al verlo. Horrorizados. Asqueados. Asustados. Podría usar muchas palabras para describir la reacción en las caras de la gente. Durante mucho tiempo no lo entendía y me enfadaba. Me enfadaba cuando lo miraban fijamente y me enfadaba cuando apartaban la mirada. «¿Se puede saber qué estáis mirando?», les decía. También a los adultos.”

SU AMIGA SUMMER

20140211-225939.jpg

““RECONOZCO que cuesta un poco acostumbrarse a la cara de August. Yo llevo dos semanas sentándome con él y digamos que no es la persona más limpia comiendo. Pero, aparte de eso, es bastante majo. También debería decir que ya no me da pena. Es verdad que la pena fue lo que me hizo sentarme con él el primer día, pero ahora ya no me siento con él por eso. Ahora me siento con él porque me parece divertido.”

YACK

20140211-231829.jpg

““La primera es que uno llega a acostumbrarse a su cara. Las primeras veces fue en plan: «Uf, nunca voy a acostumbrarme a esto». Pero luego, pasada una semana, ya era: «Bueno, no hay para tanto».
La segunda es que en realidad es un tío bastante guay. Bueno, es bastante gracioso. Por ejemplo, el profesor dice algo y August me susurra algo gracioso que solo oigo yo y eso hace que me parta de risa. En general, también es un tío majo. Es fácil pasar un rato con él y hablar y tal.
La tercera es que es muy listo. Pensaba que iría retrasado porque nunca había ido al colegio, pero en casi todas las asignaturas va más avanzado que yo. A lo mejor no es tan listo como Charlotte o Ximena, pero no le falta mucho. Y, a diferencia de Charlotte y Ximena, me deja copiar si lo necesito (aunque solo lo he necesitado un par de veces). También me dejó copiar sus deberes una vez, aunque nos echaron la bronca a los dos después de clase”

JUSTIN

20140211-232109.jpg

“RECONOZCO que la primera vez que he visto al hermano pequeño de olivia me he quedado muy sorprendido.
no debería haberme sorprendido, claro. olivia me había hablado de su «síndrome». hasta me había descrito cómo era físicamente. pero también me había hablado de todas las operaciones a las que se había sometido a lo largo de los años, así que yo daba por hecho que ya parecería algo más normal. por ejemplo, cuando nace un niño con el paladar hendido y le hacen una operación de cirugía plástica para arreglarlo, a veces no se nota la diferencia, salvo la pequeña cicatriz sobre el labio, supongo que pensaba que su hermano tendría alguna cicatriz por aquí y por allá, pero no esto. desde luego que no me esperaba ver al chaval con gorra que ahora mismo está sentado delante de mí.”

En fin, se trata de una novela llena de ternura, donde aparecen valores como la amistad, la entrega , la generosidad, el valor de la familia,,así como un gran sentido positivo de la vida , todo esto y más, hacen de su lectura una verdadera delicia.

20140211-233701.jpg
( las ilustraciones pertenecen a pinturas del artista Richard Diebenkorn, uno de los pintores americanos más destacados de la posguerra. En sus cuadros se cruzan el neoimpresionismo, el fauvismo, el realismo americano, la creación abstracta y la figurativa)

(

Intemperie

20140211-200836.jpg

Me habían dejado el libro, con la recomendación de que lo leyera: ” es muy bueno, te gustará”. Era en una fiesta familiar, y fué mi hermana la que me lo dió. Con todo el lío, la novela quedó en una estantería del salón, y yo me olvidé de que estaba ahí .
Cuando trascurrió cierto tiempo, me lo reclamaron, preguntándome que me había parecido, tuve que contestar con cierta vergüenza que no lo había leído, y que la próxima vez que la viera se lo devolvería . Fué entonces, cuando al buscarlo , decidí echarle un vistazo, no creía que me diera tiempo terminarlo, pero una vez empezada su lectura( aunque no me resultaron demasiado atractivos ni la portada, ni la nota de la editorial) no pude dejarlo. Me atrapó, y lo leí en dos días . Es un libro duro, con un lenguaje plástico sorprendente ( me comentaba la dueña del libro: parece que ves, que hueles, que sientes el calor, la sed……) que te traslada a la escena, y que te hace vivir la angustia del niño, y asistir impresionada a la relación que se establece entre este y el viejo pastor, hasta llegar al sacrificio.

A continuación os copia una reseña del crítico literario Adolfo Torrecilla. Creo que el libro la merece.

La novela está ambientada en un espacio sin nombre, aunque muchos de los rasgos pertenecen a la España rural del sur. Tampoco se especifica en qué tiempo transcurre la acción, aunque algunos detalles pueden situar la novela en la posguerra. La acción es mínima: un niño decide escaparse de su familia y pueblo; oculto, ve cómo le buscan por todos los lados. Consigue fugarse y en su huida, peligrosa, se encuentra con un pastor de cabras que le acoge sin preguntar nada. Pero la búsqueda continua y en un momento dado, mientras el niño está escondido, aparece el alguacil con sus ayudantes, la persona que parece mostrar más interés en dar con el paradero del niño. No lo encuentran, pero propinan una paliza al cabrero que está a punto de acabar con su vida. A partir de ese momento, el destino del cabrero y del niño parece más unido que nunca y lo que viene a continuación es la defensa de la ética y de la dignidad por parte de los que parecen más débiles y desheredados……..

20140211-201152.jpg

……..”Lo más importante es el estilo. Carrasco huye de proporcionar toda la información de lo que está pasando y se limita principalmente a evocar y sugerir. En la primera parte de la novela no sabemos por qué huye el niño, ni entendemos su relación con el cabrero; a esta sensación contribuyen la ausencia de datos espaciales y temporales. Un niño, desvalido, huye en un territorio hostil, amenazado por la sequía, la falta de alimentos y la desolación más absoluta. El cabrero es un hombre de pocas palabras que vive al día con sus cabras y su perro; no le interesa conocer ni quién es el niño ni las razones de su estado ni de su huida. Parece como si los dos hubiesen aceptado sus destinos, lo que se refuerza con algunos episodios que provocan su unión y dependencia.

20140211-201409.jpg

El estilo es sobrio, desnudo, esencial, poético. Es cierto que en algunos momentos el autor cae en una posible afectación, al rebuscar en el empleo de algunos términos y al barroquizar algunas sensaciones y descripciones. Pero, en general, el estilo, muy tenue, resulta tremendamente eficaz para transmitir de una manera descarnada y en ocasiones distante un mundo que ha sido reducido a unos valores esenciales y muy humanos, a pesar de la crudeza y violencia de algunos pasajes y del primitivismo de la ambientación rural. ”

Adolfo Torrecilla

20140211-201528.jpg