Archive | diciembre 2013

Rosaura a las diez

20131130-213341.jpg

Acabo de terminar de leer, ” Rosaura a las diez”, del escritor argentino Marco Denevi.

Hay quien dice de ella que es una novela policiaca, quizá porque hay un misterio, unos sospechosos y un policía que interroga, pero es sin ninguna duda, mucho más que eso,
Se trata de una novela de corte psicológico , donde aparecen retratados una serie de personajes, pocos, pero con una gran hondura, y donde se apuntan temas como la de refugiarse en los sueńos para huir de la realidad, el amor, el arte, las distintas “realidades”,como las cosas a veces no son como parecen….y muchos temas más.

La estructura de la novela es curiosa, está dividida en capítulos , y cada uno corresponde a las declaraciones de cuatro personajes principales : la señora Milagros ,( la dueña de la pensión La Madrileña) , David Reguel, joven inquilino de la pensión y Camilo Canegato, protagonista junto a Rosaura de la trama. Aparece al final el testimonio de la sta. Eufrasia, mucho menos extenso que los demás , y como apéndice una carta.

Así,a partir de la visión de cada uno de estos, vamos reconstruyendo el relato : la personalidad de Camilo Canegato, su relación con Rosaura, la personalidad de ésta, así como el desenlace y la resolución del misterio.

Cada personaje de los citados, irá dando su versión de lo sucedido, y ahí van quedando perfilados sus caracteres :

20131203-091747.jpg

LA SEÑORA MILAGROS

La declaración de la señora Milagros está escrita en primera persona,
Tiene la forma de un monólogo
Es habladora, graciosa, algo sentenciosa, espontánea y parlanchina; su forma de expresarse tiene muchos giros y dichos madrileños, ( es una emigrada española,de ahí el nombre de la pensión ). Es mujer dominante, no demasiado culta, persona de acción y con cierto corazón maternal, aunque sea el de una madre súper protectora …….Un poco materialista, dada a intervenir sin demasiados escrúpulos en la vida de los demás, aunque lo haga movida por motovos no censurables .

Después de un rato de lectura, ya conocemos a Doña Milagros: conocemos su edad, el tipo de educación que ha recibido, sus sentimientos, sus ideas sobre la moralidad……

20131203-092551.jpg

“La señora Milagros, la primera, por ejemplo. Lo trataba sin ninguna consideración, despóticamente, a lo matriarca. Camilo, venga aquí; Camilo, haga esto; Camilo, no sea idiota. Lo explotaba, es la verdad. Ella dice que lo quiere como a un hijo. Macanas. Lo trataría como a un hijo, no digo que no. Lo trataría como una madre mandona puede tratar a un hijo débil, pero sin el cariño de una madre. Casi nada la diferencia. Porque lo dominaba a su antojo,”

“No….. me salva de ser viuda, ni de tener tres hijas a mi exclusivo cargo, ni de vivir en los calamitosos tiempos en que vivimos, con las Europas en guerra. Sin un hombre que mire por mí, he tenido que salir a la arena, como dicen, a pelear por mi sustento y por el de mis tiernas hijas, y en tales lides, donde la natural debilidad de la mujer no encuentra sino desventajas, mucho es lo que llevo padecido, porque yo soy la del refrán, que duelos me hicieron negra, que yo blanca me era, así que excusado será que tenga la piel sensible quien de cicatrices anda vestido.”

DAVID REGUEL

En la segunda parte, corresponde a la declaración de David Reguel, en ella queda reflejada la personalidad de éste: es soberbio, presumido, fatuo, pedante….un tanto petulante y redicho, con ínfulas de culto, que con su versión de los hechos va a dar una vuelta a la historia , ya que va a ofrecer aspectos diferentes en la interpretación de los hechos que ya han digo contados por Doña Milagros.

Y es que Denevi se vale de las visiones de estos dos personajes, para mostrar dos maneras de interpretar una misma realidad.
Vamos a observar como siente una gran aversión hacia Canegato. Así, cuando habla de él dirá: “el resentido”, “el neurótico”, “ese gurrumino, ese feto”, “con su metro y medio de estatura, con su cara de otario, con toda su falsa decencia”.

20131203-092830.jpg

“Hace dos años que vive en mi honrada casa. Estudia para abogado y al mismo tiempo trabaja como corredor de seguros […l Desde el punto de vista de la inteligencia es un fenómeno. Y eso que tiene nada más que veintidós años. Lástima que sea feo. Bueno, si es o no es feo, nadie lo sabe, porque gasta unos anteojos, tan enormes […l, que le borran la fisonomía”.

CAMILO CANEGATO

En la tercera parte, Denevi adopta la forma del diálogo entre Camilo Canegato y el Inspector Julián Baigorri.
Camilio Canegato, hombre apocado, no demasiado agraciado, rechazado por el resto, o ignorado……,sólo la señora Milagros y sus hijas, cada una a su manera ,le tienen cierto aprecio.

Camilo al principio habla poco y lo haca titubeando, usando muletillas, tales como la palabra ” este”, o una especie de tic que suena como un “je,je”…
Pero Inspector Baigorri, con sus preguntas le hace le hablar de él mismo, de la pintura,y de su mundo interior, expresando sentimientos e ideas que hasta entonces no había expresado a nadie.ni siquiera a sí mismo , y acabará descubriendo cómo era posible vivir inmerso en la realidad alternativa de los sueños..

20131203-093113.jpg

“Era el mismo hombrecito pequeñín y rubicundo que usted conoce, porque, ahora que caigo en ello, le diré que los años no han pasado para él. La misma cara, el mismo bigotito rubio, las mismas arrugas alrededor de los ojos. Tal cual usted lo ve ahora, tal cual era en aquel entonces. Y eso que entonces era poco más que un muchacho, pues andaría por los veintiocho años.”

““aquel enorme sobretodo negro que le caía, sin mentirle, como un cajón de muerto. O del anticuado sombrerito en forma de galera que, cuando salí a atenderlo, se quitó respetuosamente, descubriendo un cráneo en forma de huevo de Pascua, rosado “lustroso y adornado con una pelusilla rubia.”

EUFRASIA MORALES

Denevi cambia otra vez la forma de la narración. Ahora es un narrador el que escribe en tercera persona un “extracto” de la declaración de Dońa Eufrasia . Y este narrador parece ser el propio autor: Denevi , que conocedor de todo lo contado, de todos los datos aportados, va a dar a la novela otro punto de vista., y él, va a ser el que adquiera en esta cuarta parte un protagonismo, al decirnos, contarnos, enseñarnos cosas que ninguno de los anteriores personajes han hecho.:la realidad .

20131203-093423.jpg

“No es que sea mala persona, no señor. Pero la verdad es que tiene una gran desgracia, y es que no se ha casado, ni se casará, porque anda por los cincuenta y pico, y agregue a eso los muchos disgustos que le dejaron sus años de enseñanza, porque es maestra jubilada, años que, como ella misma dice, le sirvieron para convencerse de que los niños son todos malvados y perversos hasta más no poder, así que espere usted algo de la humanidad, de modo que la pobre tiene el carácter un poco agrio y la lengua no le digo nada, pero fuera de esas pequeñeces es una bellísima persona, bellísima desde cierto punto de vista, porque, físicamente, la pobre, con ese cuerpo lamido, y sus anteojos…”

LA CARTA INCONCLUSA. ROSAURA

En esta carta va a ser Rosaura la que haga su ” declaración “. Y como en los otras declaraciones, va a aparecer claramente la forma de ser de Rosaura, de la que no teníamos prácticamente datos, o estos eran poco claros y concluyentes. Y es aquí cuando el autor nos muestra el conflicto entre la Rosaura de las apariencias y la de la realidad.

20131203-093812.jpg

“Era hermosa, era hermosísima. En suaves tonos rosas y azules, con reflejos dorados, el cuadro reproducía la imagen de una muchacha rubia, de ojos celestes, de boquita pequeña y roja, y con una expresión tan dulce en toda la fisonomía, de tanta bondad, de tanta pureza, que parecía esas madonas que nos contemplan desde la cúspide de los altares”.

(Las pinturas correspondes a Marie Laurencin, artista francesa , que nace en París, 31 de octubre de 1883 y muere el 8 de junio de 1956. Expuso por primera vez en 1907 en el Salón de los Independientes.